Colegio Mayor Roncalli, medio siglo de historia con nombre de mujer

Nació como el primero y único colegio mayor femenino

El Colegio Mayor Hispanoamericano-Filipino Juan XXIII Roncalli cumple este año el 50 aniversario de su fundación. Un colegio que nació como el primer y único colegio mayor femenino hispanoamericano en la universidad española, adscrito a la Complutense.

Hablamos de cincuenta años de vivencias, cincuenta años de historia política, cultural y social de España y del mundo. Cincuenta años de formación y dedicación, acompañando desde siempre en el día a día de sus colegialas, las “Roncallinas”.

El Colegio Mayor Roncalli se escribe con nombre de mujer. Recibe este apelativo de esas mujeres que en la década de los Sesenta vivían la Universidad como el mayor privilegio de su existencia. Unos años de estímulo académico. Años de esperanza y seguridad ante el futuro, que reunieron a un grupo de mujeres que levantaron este colegio mayor y que fue posible, gracias a las facilidades que el gobierno propició a través del Instituto de Cultura Hispánica y a los acuerdos culturales con distintos países y que, sin duda, sirvió de impulso para centenares de mujeres hispanoamericanas, que deseaban engrandecer sus conocimientos en Europa, aterrizando en España.

De este modo, el Colegio Mayor Roncalli se abrió al mundo, y a día de hoy, continúa albergando a multitud de jóvenes universitarias procedentes de los cinco continentes, las cuales han dejado y continúan dejando su impronta en el estilo de vida y adaptación a normas y métodos novedosos, sin abdicar de su condición, foco de cultura y modelo de convivencia entre distintas culturas, razas, opiniones, estudios y aficiones.

El Colegio Mayor Roncalli ha tenido siempre presente esa capacidad de adaptación de sus colegialas ante cualquier cambio que pueda incidir en el pensamiento o en el comportamiento de las distintas generaciones. Por todo esto, ha sabido y sabe estimular con iniciativas atractivas la importancia de actuar en libertad.

La gran oferta de actividades culturales y deportivas también ha sido un pilar fundamental para ayudarlas a desarrollarse, potenciar y descubrir muchas facetas internas. La solidaridad, el compañerismo, la empatía hacia las demás colegialas, son solo algunos ejemplos de los valores que sientan las bases del colegio Mayor Roncalli, desde su fundación en 1968.

La palabra imposible solo existe para los mediocres. Este es, sin duda, uno de los lemas que han marcado la vida de las muchísimas colegialas que cruzaron en su día las puertas de este colegio mayor, para vivir una de las etapas de crecimiento personal e intelectual más grandes de su existencia, la Universidad.

“Roncallinas”. Algunas de ellas han destacado en la historia, ocupando puestos de relevancia en política, cultura, medicina o en la docencia? pero, a todas ellas, las conocidas o menos conocidas siempre les unirá un sello común que aúna la exigencia, el rigor, la comprensión, la coherencia con su forma de sentir y pensar y el respeto a los demás. Todo esto, sin olvidar, el factor más importante: la alegría de vivir.